Cuando Jeanine Áñez realizaba su discurso de despedida en Palacio de Gobierno en La Paz, el jueves 5 de noviembre, los dos exministros que más cercanos fueron a ella durante su gobierno emprendían rumbo al exterior, así lo establece la línea de tiempo que ha trazado la Policía y que señala cómo fue la ruta que tomaron para salir de Bolivia.

Ese jueves, cuando se realizó el último gabinete de Áñez, en el que fueron los grandes ausentes, Murillo y López tomaron un vuelo oficial de la Fuerza Aérea de Bolivia desde el aeropuerto de El Trompillo a las 12:52 de aquel 5 de noviembre, cuando aún eran ministros. La nave tenía como destino Puerto Suárez y cada uno estaba acompañado de una persona, aterrizaron en la ciudad fronteriza a las 14:25.

El coronel Alberto Aguilar, director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), informa que se tiene identificada la nave en la que estas cuatro personas, los entonces ministros y sus acompañantes, viajaron.

Tras llegar a Puerto Suárez emprendieron viaje vía terrestre hacia Brasil, a donde ingresaron por un paso ilegal. “Ellos no han salido por un puesto (de Migración) habilitado por el Estado”, señala Aguilar.

Los informes de inteligencia señalan que en Puerto Suárez los exministros se separan y cada quién toma su camino. 

El jueves 5 había sucedido otro hecho: a las 17:30 la Fiscalía emite la alerta migratoria para impedir su salida del país. Este requerimiento se conoce cuando Murillo y López ya están en territorio brasileño y sin haber dejado rastro legal de su salida.

A las 19:30 de ese jueves empiezan a circular las órdenes de aprehensión, que si bien fueron emitidas ese día recién se hicieron públicas esta semana. 

La Policía asegura que la salida de los exministros no fue improvisada, por eso se investiga los movimientos económicos y de venta de bienes inmuebles que realizaron días antes del 5 de noviembre. 

Estas personas habrían estado haciendo actos preparatorios para abandonar el país. Hay la información de que uno de ellos ya estaba sacando cosas de su domicilio”, dijo el coronel Douglas Uzquiano, director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de La Paz. 

La Policía señala que Murillo tras llegar a Brasil partió rumbo a Panamá mientras que López se quedó en territorio brasileño.

  ​


Comentarios