Evo Morales denunció este miércoles que existe un plan de espionaje y seguimiento en su contra y que además habría una intención de que se le quiere implantar pruebas en su contra, todo esto luego de que hiciera una denuncia de supuesta protección de la Policía antinarcóticos al narcotráfico.

Según Morales, fueron "policías subalternos" quienes le dieron la información de lo que se pretendería realizar contra él por lo que afirmó no tener temor.

Puedes leerGobierno dice que tomará en cuenta las denuncias de Evo Morales sobre narcotráfico

El expresidente expuso en conferencia de prensa, que hubo un hecho de encubrimiento habría ocurrido el pasado 25 de marzo en una zona cercana al río Sajta en el Trópico de Cochabamba, e incluso presentó unos audios en donde se escucha a supuestos agentes de Umopar hablar del hallazgo de un laboratorio de droga y otras cuatro fábricas, pero a quienes sus superiores se les ordena retirarse del lugar.

"Hemos recibido denuncias de personal policial subalterno que advierten de un plan de espionaje y seguimiento para sembrar pruebas en nuestra contra. No tenemos ningún miedo. Pedimos que las investigaciones avancen sin temor a los agentes del golpismo entrenados por EEUU", escribió Morales que usó su cuenta de Twitter para referirse al caso.

Anális de la denuncia de Morales

Para el analista político Franklin Pareja las denuncias de presunto encubrimiento al narcotráfico, hechas por el expresidente denotarían una “declaración de guerra” hacía el Gobierno de Luis Arce.

Considera que Morales ha cambiado de estrategia política y que ahora estaría ‘arrinconando’ al Gobierno con la presentación de denuncias.

“Pareciera que el cambio de estrategia del señor Evo Morales es de 180 grados, antes estaba en la defensiva hablando del imperio, de la DEA, ahora pasó al ataque, es una estrategia completamente diferente y lo ha arrinconado al Gobierno porque ha develado un operativo fallido pese a que si hubo el operativo”, dijo Pareja.

Comentarios