Con carteles en mano, familiares y amigos de Alejandro Rojas Ponce, joven de 19 años asesinado producto de tres puñaladas, piden cárcel para los autores del violento crimen que se suscitó el pasado domingo en Cochabamba.

Los allegados del joven, exigen al Ministerio Público cautelar a la pareja confesa del crimen por asesinato y no por homicidio, afirman que el apuñalarlo fue un acto innecesario ya que le habían quitado sus pertenencias y la víctima no mostró resistencia.


Alejando Rojas era hijo único, sus padres no encuentran consuelo y claman justicia en medio del dolor y la impotencia.

La noche del pasado domingo, Alejandro retornaba a su domicilio cuando fue sorprendido por dos personas, identificadas como Javier B. de 42 años, y Patricia Alejandra C. de 35 años, quienes procedieron a quitarle sus pertenencias y después apuñalarlo.

Cámaras de seguridad captaron el momento en el que ambas personas interceptan al joven para robarle su billetera y un celular, donde después de herirlo tres veces, se van caminando a suben a un taxi, dejando a la víctima malherida donde finalmente metros más adelante se desvanece y pierde la vida.

Familiares del joven afirman que tenía mucha vida y sueños por delante, buscaba estudiar una carrera para después poder especializarse en el exterior.

Ahora, sus allegados piden la pena máxima para los autores confesos de este violento crimen.

A su corta edad, el joven fue asesinado en manos de dos personas que portaban un arma blanca, quienes además, tienen antecedentes penales. La tarde de este jueves, serán puestos ante un juez cautelar.

Comentarios