El exjefe de Umopar Chapare, teniente coronel Yerko Terán, presentó hoy a la Fiscalía de Chimoré una denuncia por cinco delitos contra el actual jefe nacional de Umopar, Franco Jaime Arancibia, acusándolo de encubrir a narcotraficantes colombianos, impidiendo la destrucción de cuatro fábricas de cocaína y un megalaboratorio en Valle Sacta, en el trópico de Cochabamba.



La demanda, a la que tuvo acceso UNITEL, fue presentada ante el fiscal José Antonio Caveros. En ella se involucra también al jefe nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), José María Velasco, y a autoridades de Gobierno.

También te puede interesar: Evo da una línea para la interpelación a Del Castillo, dice analista por denuncia contra la Felcn


Arancibia es denunciado por los delitos de cohecho pasivo, uso indebido de influencias, concusión, resoluciones contrarias a la Constitución e incumplimiento de deberes.

De acuerdo con el documento, el hecho ocurrió el 25 de marzo pasado en la madrugada, cuando dos patrullas de Umopar Chapare llegaron hasta Valle Sacta después de recibir información de Inteligencia confirmando que, en lugar, narcotraficantes de Colombia fabricaban cocaína a gran escala.

El caso está relacionado con los audios difundidos por el expresidente Evo Morales este lunes, en los que presuntamente se escucha a policías antinarcóticos quejarse de la decisión de no intervenir las fábricas.

Según el relato de Terán en su denuncia, uno de sus subordinados recibe presuntamente la llamada del viceministro Jaime Mamani ordenando a las patrullas dejar el lugar.

Posteriormente, el mismo Terán recibe una llamada de Arancibia.

"Me ordena de manera compulsiva, nervioso y con un tono amenazante con las siguientes palabras: 'salgan del lugar, no toquen nada, no quemen nada, salgan de ahí' e inclusive utilizando la terminología oficial Exfiltren", señala el exjefe de Umopar Chapare.

Terán señala que Arancibia le dijo que la orden venía desde el Ministerio de Gobierno y que no si no salía de Valle Sacta "habría consecuencias".

"Como comandante no hice caso toda vez que mi obligación era erradicar o combatir al narcotráfico", dice el denunciante y agrega que tras tomar esa decisión recibe la llamada del director nacional de la Felcn, José María Velasco.

"En dos oportunidades de manera tranquila me pide que abandone el lugar y yo le pedí garantías para mi persona", explica y agrega: "prácticamente tenía como oponentes a mi comandante nacional, a mi director nacional de la Felcn, a los comunarios, a los narcotraficantes y hasta al viceministro".

Según su relato, Terán decide irse del lugar sin intervenir, pero toma fotografías de las fábricas, asegura que fue amenazado y también su familia, si no lo hacía.

En la denuncia dice que tras regresar a su base en Chimoré se entera que fue destituido. Más tarde se habría reunido con Velasco y Mamani, quienes le ratificaron que "ya no podían" trabajar con él y que debía irse de Umopar Chapare.

Según Terán, estos hechos y la reciente difusión de audios por Evo Morales, le animan a presentarse en la Fiscalía de Chimoré.

UNITEL se contactó con el coronel Velasco, director nacional de la Felcn, y con Arancibia, jefe nacional de Umopar, para conocer sus respuestas a las acusaciones de Terán. El primero se encontraba en una reunión y el segundo dijo que no se pronunciaría.

Comentarios