El teniente coronel y exjefe Umopar Chapare, Yerko Terán, dio su versión sobre lo ocurrido el pasado 25 de marzo en una incursión fallida a un megalaboratorio de droga, y otras cuatro fábricas de sustancias controladas en el Trópico cochabambino, ratificando que, según dijo, recibió órdenes de sus superiores para abandonar el operativo.

Terán presentó una denuncia ante la Fiscalía en contra de Jaime Arancibia, jefe nacional de Umopar, donde lo acusa de encubrir a narcotraficante colombianos, impidiendo la destrucción de fábricas de cocaína.


"En los dos últimos audios es mi persona, son audios auténiticos, habla con el coronel Arancibia y ustedes pueden denotar la desesperación, la rabia, el nerviosismo con el que se encontraba el coronel porque se estaba dando cobertura a un megalaboratio de colombianos, si nosotros hubiéreamos golpeado, ahorita les hubieran matado a ellos. Les hubieran dicho te hemos dado de plata y nos has venido a quemar nuestro laboratorio".

Puedes leer: Gobierno cambia al jefe antidrogas tras denuncias de un supuesto encubrimiento al narcotráfico

Terán fue convocado por la Fiscalía para este jueves (14:00) en donde anticipa que ampliará la presentación de las pruebas que asegura existe de la incursión y el material audiovisual sobre la existencia de estas fábricas de droga que no fueron intervenidas, según asegura, por órdenes de sus entonces superiores.

Denuncia amenazas

El exjefe Umopar Chapare dijo que ha recibido amenazas de muerte y que también teme por la seguridad de su familia, pero aseguró que seguirá adelante con su denuncia hasta que se esclarezca la verdad de lo ocurrido.

Sobre el laboratorio que fue hallado en Valle Sacta, aseguró que "es una ciudad en medio del monte, con toda la tecnología" y que a pesar de que fue él quien presentó una querella, ahora se ha convertido en investigado y que se está pretendiendo "montarle un caso".


Comentarios