Carlos Morales, ministro de Obras Públicas en el segundo gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada fue enviado a la cárcel de San Pedro acusado de corrupción en la ejecución del asfaltado de la carretera Santa Cruz- Puerto Suárez.

El fiscal Johan Muñoz explicó que Morales fue imputado por el delito de legitimación de ganancias ilícitas. El Ministerio Público identificó 32 transacciones bancarias presuntamente irregulares a favor de la exautoridad.

“El día sábado se ha llevado a cabo la audiencia de medidas cautelares y la jueza ha determinado la detención preventiva en la cárcel de San Pedro”, explicó Muñoz.

La investigación encontró que con el dinero recibido en cuentas privadas Morales compró bienes inmuebles a su nombre y al de su esposa. “Esto evidencia que sí se ha intentado un lavado de dinero”, señaló.

Dos personas sindicadas por este caso están en calidad de prófugos y se encuentran fuera del país. Otros implicados serán citados a declarar para ampliar la investigación.

Comentarios