La investigación sobre el incendio en la avenida San Aurelio protagonizado por una cisterna y que afectó a otros cinco vehículos no fue por el impacto entre motorizados, sino por una falla mecánica, así lo establece de forma preliminar la investigación de la Policía.

“Cuando el camión cisterna pierde el tren trasero, provoca daños en la tomas de combustible y mangueras (de la cisterna) y ocasiona la fuga de combustible”, explicó Marcos Porcel, director de Tránsito en Santa Cruz.

También te puede interesar: Santa Cruz: Dos micros y un camión cisterna ardieron en plena vía pública

El daño en la cisterna fue importante y como trasladaba cerca de 17.000 litros de gasolina, este combustible salía con presión derramándose en la avenida San Aurelio y logrando esparcirse a lo largo de 200 metros de la vía pública.

Con el combustible derramándose, los vehículos transitaban por la avenida sin ningún impedimento. Se cree que la chispa provocada por algún motorizado fue lo que inició el incendio.

“Pasó un vehículo, probablemente un Noah y por la temperatura del motor enciende el combustible”, explicó Porcel.

Fueron seis los vehículos que quedaron dañados por el fuego, dos de los motorizados quedaron prácticamente reducidos a cenizas, uno de ellos es la cisterna.

Mientras se llevan adelante las investigaciones, el conductor del camión cisterna se encuentra detenido en Tránsito, donde también han sido enviados los vehículos afectados por el fuego.

Afortunadamente no se ha registrado víctimas fatales; sin embargo, una persona está internada en un centro de salud, con quemaduras de segundo grado.

Comentarios