Una familia sufrió el robo de dos celulares este lunes luego de que un falso brigadista ingresara a su vivienda argumentando que desinfectaría los ambientes. 

Ocurrió en el barrio San Juan, en Santa Cruz. El propietario de la casa contó que el joven pidió entrar para desinfectar como parte del rastrillaje que lleva a cabo la Alcaldía contra los contagios de coronavirus.

"Dijo que el producto era tóxico y que tenía que entrar a los cuartos. Entró y cuando salió dijo que esperemos media hora para entrar. Cuando entramos no había el celular de mi esposa ni de mi hijo", contó el afectado.

Las cámaras de vigilancia, de otras casas, captaron el momento cuando el joven estaba en los alrededores y al salir se subió a un vehículo blanco.