La familia de Yamil Rosales, el hombre asesinado el 1 de enero cuando fue llevado con engaños para tratar de vender un camión que guardaba en Comarapa, exige que se entregue este vehículo.

Además exigen que se revele la identidad de los policía porque dudan de que se haya aplicado una sanción.​

El abogado de la familia Rosales, Wilmer Vásquez, dijo que también rechazan las palabras de las autoridades que dieron por cerrado el caso ya que consideran que se debe terminar al menos la investigación formal.


Cronología del hecho

Yamil Rosales Rivera salió de su casa el 1 de enero tras recibir una llamada en la que le consultaban sobre la posibilidad de vender un camión Nissan Cóndor, sin papeles, por lo que acordó una cita con dos eventuales compradores. El hombre aceptó reunirse con los interesados y accedió a 'dar una vuelta' con estas personas a manera de mostrar la funcionalidad del motorizado y, después de esto, no se supo más de él.

Unas horas después y luego de que no se produjo su retorno, los familiares de Rosales denunciaron a la Policía la desaparición, comenzando su búsqueda.

Aparece el camión

La Dirección de Prevención para el Robo de Vehículos (Diprove) interceptó el lunes 4 de enero en el municipio cochabambino de Punata el camión Nissan Condor que debía ser comercializado por Yamil Rosales.

“El vehículo fue interceptado porque no contaba con las placas de control. Estaba en el cruce de Tiraque”, manifestó ese día Yuri Tapia, director Diprove. En el lugar se detuvo a una persona.

El chófer acusado

José Luis R. V. es detenido en Comarapa, este sujeto de 19 años, había trasladado en el camión a las dos personas que habían contactado a Rosales para hacer la compra del vehículo. Una muchedumbre en Comarapa impide su traslado a Santa Cruz para que declare ante la Fiscalía y se lo retiene para que confiese y revele el paradero del vendedor de autos.

En sus primeras palabras el hombre confiesa que el Nissan Condor le fue entregado el sábado a las 6:00 de la mañana en el puente de Comarapa por un hombre la que solo identifica como “señor Abel” y del que dijo desconocer su apellido. Agregó que había otra persona de sexo masculino en el momento que le fue entregado el camión.

Hallan el cuerpo

Pasadas las 22:00 del lunes 4 de enero desde Comarapa se informa que se encontró en un municipio de Cochabamba el cuerpo sin vida y calcinado de Yamil Rosales. El lugar en el que fue hallado el cadáver fue revelado por José Luis R. V., que seguía retenido.

El cuerpo fue encontrado en una quebrada de Tiraque, municipio de Cochabamba.

Confesión ante una multitud

El martes 5 de enero, José Luis R. V. confiesa ante una multitud lo que sabía del asesinato: contó que había sido contratado por dos personas por Bs 300 para conducir el camión Nissan Cóndor Hasta Epizana (Cochabamba), pero que debían burlar la tranca a causa de los controles policiales. Se detuvieron en Tiraque, donde los dos sujetos se bajan, descargan una bolsa y disparan en contra de ella para luego prenderle fuego.

En su relato (cuyos detalles puede ver o leer aquí) dice que tras el hecho se encuentran con una camioneta roja en la que supuestamente iban seis policías de la Dirección para la Prevención del Robo de Vehículos (Diprove) armados, pero si uniforme. Los presuntos efectivos le pagan Bs 200 y le piden que regrese a Comarapa sin decir nada de lo que había visto.

“Yo sabía que lo que había pasado, pero no sabía qué hacer, si decía que era yo el que llevó el camión me iban a decir que era el culpable", dijo en un megáfono ante una multitud que se negaba a entregarlo a la Policía.

Comentarios