El accidente que se suscitó el pasado jueves en un cuartel militar del municipio de Colomi en Cochabamba, donde un joven de 18 años resultó gravemente herido debido a la explosión de una granada, terminó con la amputación de una de sus piernas.

Jhoswar Ruíz Cruz logró salir de la unidad de terapia intensiva, sin embargo, se encuentra muy afectado anímicamente tras enterarse de la pérdida de uno de sus miembros inferiores.


La familia del joven recluta y sus abogados exigen que las circunstancias de cómo se produjeron los hechos se esclarezcan, ya que consideran que se “colocó una muralla que evita que se investiguen el caso”.

“No les han permitido el ingreso, hasta el día de hoy no se ha hecho el registro del lugar del hecho, deberían ingresar a hacer una inspección inmediata, individualizar quienes eran los responsables, quienes eran los instructores, cuál es el orden del día, de cómo apareció la granada, si hay o no hay más víctimas aparte de Jhoswar, se está colocando prácticamente una muralla y evitando que se investigue”, indicó el abogado Eduardo Mérida a UNITEL.

Para la defensa de la familia del joven herido, la obstaculización de una pericia en instalaciones militares se debe que “la jurisdicción militar se quiere hacer cargo prioritariamente frente a la jurisdicción común”, lo que para ellos no es correcto, debido a que Jhoswar es un civil que solo prestaba un servicio militar.

Jhoswar es un premilitar, que obviamente estaba cumpliendo con su servicio a la patria y sí o sí tiene que entrar la Fiscalía, tiene que entrar en los actos de investigación para que esta familia sepa qué es lo que pasó, necesitan saber la verdad”, manifestó Mérida.

Lee también: Recluta que perdió una de sus piernas salió de terapia intensiva, el caso aún es investigado

Asimismo, otro de los cuestionamientos de la familia del joven de 18 años es la decisión que tomaron los médicos para amputar la pierna de la víctima sin tener una autorización previa de la familia.

La madre del joven, Julia Cruz, indicó que ella recibió una llamada cerca de las 13:00 horas, donde le informaron del accidente de su hijo, sin embargo, cuando llegó al nosocomio le dijeron que Jhoswar estaba en cirugía.

“Cuando llamaron del cuartel de Colomi le dijeron que era un accidente y que ya lo están llevando a la clínica, pero a las 5 de la tarde ya le estaban amputando la pierna por orden de un coronel, ni siquiera los papás, no sabían absolutamente nada de lo que pasaba a su hijo”, lamentó el abogado.

Sin embargo, la defensa cuestiona esta decisión, debido a que el cortar un miembro es algo muy delicado, por lo que se debe informar y tener una autorización de la familia.

“Un coronel prácticamente había autorizado que le amputen la pierna, porque caso contrario perdía la vida, eso es lo que nos manifestó el médico”, agregó Mérida, pero además aseguró que desconocen el nombre del militar que habría dado esta orden.

Mérida observa un hermetismo dentro del Ejército para brindar información, “lamentablemente existe restricciones por parte del Ejército para dar los nombres, absolutamente cualquier información”, dijo.

Aclaró que su afán no es pelearse con los militares ni con las Fuerzas Armadas, y que solo buscan la verdad y que el caso se esclarezca ya que un joven resultó muy afectado debido a este hecho.

Por el momento, Jhoswar permanece internado en una sala de recuperación en una clínica del municipio de Sacaba.

Comentarios