La familia y las amistades de Laura Campero, última víctima de feminicidio en el país, realizaron una protesta este martes exigiendo que el acusado del delito reciba una condena de 30 años.

Los allegados y compañeros de la carrera de Derecho de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), con pancartas en mano y quemando un muñeco, se apersonaron al ingreso de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) para exigir una condena de 30 años para el acusado, de nombre de David V.L., y que fue aprehendido en Copacabana.


Laura Campero, víctima de feminicidio, fue encontrada en una habitación de un alojamiento en La Paz, con signos de haber sido estrangulada.

“Pido que no lo dejen salir por ningún motivo, ayer tenía tres o cuatro abogados. Nosotros no teníamos defensa pero están las pruebas”, dijo la mamá de Laura, quien contó que el viernes en la mañana fue la última vez que tomaron contacto.



El padre de Laura señaló que en la toma de declaraciones el acusado confesó haber cometido el crimen, por lo que esperan que en la audiencia cautelar puedan dar máxima pena al feminicida. 

Comentarios