Omar Alejandro Ordoñez, feminicida sentenciado de una adolescente en el valle alto de Cochabamba, no se presentó a una audiencia virtual de reconsideración de medidas sustitutivas y una jueza, la misma que le otorgó detención domiciliaria, instruyó su aprehensión ante la posibilidad de que se haya fugado.

El sujeto, líder de la pandilla Wander Rap de Cliza, salió de la cárcel hace dos semanas y hubo protestas por su liberación pese a ya haber recibido sentencia. La Policía ya busca al individuo en ese municipio, donde se encuentra su vivienda, y en otras regiones del departamento.

Ordoñez, alias “Homero”, es el principal acusado del feminicidio de María del Carmen C., una adolescente que fue asesinada y violada en marzo de 2016 cuando solo tenía 16 años. Además, fueron acusados otros miembros del grupo Wander Rap.

El sujeto fue sentenciado a 30 años de cárcel, pero sorpresivamente la vocal Mirtha Montaño, de la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia (TDJ), le benefició el pasado 25 de marzo con detención domiciliaria. El condenado pagó una fianza de 100 mil bolivianos y salió libre de la cárcel de El Abra, de máxima seguridad.

Los abogados de la familia de María del Carmen presentaron una acción de amparo constitucional y un Tribunal de Garantías, el pasado 4 de mayo, dejó sin efecto la resolución de libertad de Ordóñez y ordenó a la autoridad jurisdiccional realizar una nueva audiencia de reconsideración de la detención preventiva.

Esa audiencia, que fue virtual, se realizó esta mañana y el feminicida no se presentó, tampoco los abogados de la familia pudieron notificarlo ayer directamente en la casa donde se encontraba cumpliendo la detención domiciliaria porque no lo encontraron.

La misma jueza Montaño, que otorgó la detención domiciliaria, instruyó que Ordoñez sea aprehendido y regrese a la cárcel de El Abra.

Comentarios