En diciembre de 2020 Matusalén Mancilla salió del Centro de Rehabilitación de Qalahuma, había estado encerrado durante seis años por la violación y asesinato de una niña de cuatro años en una comunidad del municipio de Palos Blancos, en el departamento de La Paz. Menos de un año después volvió a matar, según lo revelado por la Policía.

La fiscal Dubravka Jordán en declaraciones a Unitel informó que el sujeto solo estuvo ese tiempo detenido debido a que cuando cometió el delito tenía solo 15 años de edad por lo que fue juzgado como menor de edad.

El hecho sucedió en noviembre de 2014 exactamente en la comunidad Santa Ana de Mosetén, municipio de Palos Blancos, provincia Sud Yungas de La Paz. Según relatan los archivos de prensa de aquellas fechas Matusalén secuestró a la menor y la llevó hasta un lugar alejado donde la violó y luego la asesinó.

El sujeto, entonces adolescente, quiso escapar, pero los comunarios lo atraparon y lo encerraron. Estuvo cerca de ser linchado, intentaron prenderle fuego pero logró ser rescatado por la Policía que lo trasladó a La Paz. Ya en la sede de Gobierno decidió someterse a un proceso abreviado y logró una sentencia de seis años de prisión.

PUEDES LEER: Matusalén, autor confeso del feminicidio de Mayerly, grabó el asesinato en su celular

No era el único hecho de sangre en el que estuvo involucrado. Matusalén también fue implicado en la muerte de otra niña (de ocho años) que fue encontrada sin órganos en la misma comunidad meses antes de ser atrapado. El alcalde de Palos Blancos en aquella época, Freddy Escobar, señaló que cuando fue atrapado confesó estar detrás de este crimen.

"Él admitió que es el autor intelectual de la primera niña que fue asesinada y cuyos órganos fueron traficados. Él mismo admite que asesinó a una segunda y además escucharon (los comunarios) del contacto que hizo él para entregar el cuerpito de esta niña”, declaró entonces Escobar a la red Erbol. 

Ahora, el autor confeso, enfrenta una pena de 30 años de cárcel sin derecho a indulto. Confesó que asesinó y descuartizó a Mayerly S., una joven de 18 años que tenía un grado de discapacidad mental. 

El ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, reveló que además de la confesión se encontró en el celular del sujeto un video que muestra cómo estrangula a la joven.

“Pedimos públicamente el acompañamiento de la justicia boliviana para que este tipo de sujetos no vuelvan a recuperar su libertad y no vuelvan a cometer este tipo de hechos atroces”, señaló Del Castillo.




Comentarios