El hijo de una mujer asesinada denunció que el feminicida se encontraba en un restaurante comiendo pizza en compañía de sus custodios en la ciudad de El Alto. El sujeto tras salir de una audiencia judicial decidió invitar a comer al guardia de la Policía. 

La familia de la víctima, al percatarse de este hecho irregular, procedió a reclamar al custodio policial, mientras que el feminicida pretendía darse a la fuga por estar sin manillas de protección. 

TAMBIEN PUEDE LEER: Se reactiva el incendio en la fábrica de colchones

“La persona que mató a mi mamá, estaba paseándose, al vernos a nosotros, el asesino se quiso dar a la fuga y con ayuda de los vecinos lo hemos capturado”, dijo el hijo de la víctima.

Al respecto el director de Régimen Penitenciario, Franz Laura, pedirá un informe escrito a las autoridades policiales del recinto carcelario donde está recluido el feminicida.

  ​ 


     




Comentarios