Los agentes del Centro Especial de Investigación Policía (CEIP) se encuentran realizando operativos en el municipio de Montero, en el departamento de Santa Cruz, para dar con el paradero de Roger Miranda, un recluso de 65 años que fugó cuando era trasladado a un centro médico.

Ocurrió pasado el mediodía de este viernes. El reo cumple una sentencia de 30 años por el delito de feminicidio desde el pasado 15 de febrero en el Centro de Readaptación Productiva de Montero.

Roger Miranda sufre de un problema de prostatitis por lo que le pidió a su custodio buscar un baño para poder orinar. Se le otorgó el permiso, burló a su guardia y logró darse a la fuga.

Los grupos de inteligencia, tras la fuga de Miranda, iniciaron operativos con el fin de dar con su paradero pero no se logró dar con el cometido.

Desde el Comando de la Policía no se brindó ningún informe hasta el cierre de esta nota de prensa.

Comentarios