Aproximadamente cinco horas duró la audiencia cautelar del hombre acusado del feminicidio de la joven Génesis Espada. Una juez de Montero decidió enviar a la cárcel de Okinawa a Bismarck Henry Vargas. 

"Se ha sustentado la imputación formal por el delito de feminicidio donde se ha determinado la detención preventiva", explicó a Unitel el fiscal Wálter Cisneros.

El fiscal explicó que la entrevista psicológica al hijo de la víctima, un niño de cuatro años, que presenció el momento del asesinato, permitió identificar plenamente al acusado, que fue expareja de Génesis.

"En la entrevista psicológica el niño ha identificado claramente al autor", aseguró.

Este crimen sucedió el pasado jueves en el domicilio de Génesis en el barrio Bibosi de Yapacaní. La joven, que tenía un embarazo de seis semanas, fue encontrada muerta y con signos de violencia.

La Fiscalía informó que la próxima semana se iniciarán los actos investigativos como la reconstrucción de los hechos y las pericias correspondientes.





Comentarios