Al menos siete ladrones que fingieron ser policías irrumpieron de manera violenta en una vivienda de la zona Ingavi de la ciudad de El Alto para llevarse varios objetos de valor y pertenecías de una familia alteña.

De acuerdo al testimonio de los propietarios de la vivienda, los sujetos estaban encapuchados y vestían overoles para no ser identificados; además usaron armas de fuego para intimidar a sus víctimas. 

Además, los antisociales habrían utilizado manillas plásticas para inmovilizar a sus víctimas. 

Tras cometer el delito, se llevaron un vehículo tipo minibús, joyas, dinero y varios artefactos de la familia. 

La Policía regional de El Alto inició la investigación para dar con la banda de asaltantes que causó bastante temor a la familia afectada.

  ​


Comentarios