La comisión de fiscales que está a cargo de la investigación de la muerte de siete estudiantes por la caída de una baranda en la Universidad Pública de la El Alto (UPEA), determinó cerrar el caso luego de un posible acuerdo entre las partes involucradas. Los siete acusados se habrían sometido a juicios abreviados. 

El abogado de las víctimas, Miguel Castaños, fue quien denunció esta determinación de la Fiscalía.

“Lamentamos que este caso lo han cerrado, mediante un acuerdo que han llegado entre Ministerio Público, el Rector de la universidad y los imputados quienes son investigados”, dijo el abogado defensor. 

Indicó que la defensa de las víctimas no fue notificada del cierre del caso y que los siete imputados se sometieron a procesos abreviados con sentencias cortas, para evitar llegar a la cárcel. 


TAMBIEN LE PUEDE INTERESAR UPEA: Fiscalía imputa formalmente a siete dirigentes estudiantiles y pide su detención preventiva

Castaños agregó que con el cierre del caso no hubo indemnizaciones ni responsabilidad civil de los acusados. El abogado presentó un recurso para ampliar la investigación y que se espera una respuesta de la fiscalía.

Este lamentable hecho sucedió el pasado 2 de marzo, cuando 11 estudiantes cayeron del quinto piso del edificio de la UPEA. Siete universitarios perdieron la vida y al menos cuatro resultaron gravemente heridas.

La caída se produjo en medio de empujones en una asamblea estudiantil convocada ilegalmente en medio de la pandemia por el Covid-19.



Comentarios