El fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, informó este martes que la comisión de fiscales a cargo del caso ‘fraude electoral’ decidió pedir el sobreseimiento del caso fraude electoral al no encontrar pruebas que sustenten que existió un delito.

“Ante los resultados de la pericia internacional, la comisión de Fiscales a cargo del proceso penal denominado “Fraude Electoral”, con toda la información recolectada en la etapa investigativa y principalmente el informe de la pericia en seguridad informática y administración de redes emitió el requerimiento conclusivo de sobreseimiento del caso, al determinar que el hecho investigado no constituye delito, conforme dispone el art. 323.3 del Código de Procedimiento Penal (CPP), determinación que fue puesta a conocimiento de la autoridad jurisdiccional”, señaló el fiscal general en conferencia de prensa.

Lanchipa presentó los resultados de la “Pericia en el Área de Seguridad Informática y Administración de Redes” sobre la integridad informática de los resultados de las elecciones del 20 de octubre de 2019, encargada por el Ministerio Público al “Grupo de Investigación Deep Tech Lab de BISITE” de la Fundación General de la Universidad de Salamanca – España y aseguró que este informe “ha demostrado la inexistencia de manipulación en el proceso electoral”.

“El informe pericial del proceso electoral determinó que se produjeron negligencias por parte de la empresa NEOTEC, encargada del sistema TREP; sin embargo, se ha demostrado la inexistencia de manipulación en los datos que prueben una actuación dolosa que hubiera incidido en los resultados del proceso electoral de octubre del 2019. También demostró que los sistemas y las bases de datos del TREP y del Cómputo Oficial, en su funcionamiento y flujos de procesos, son completamente independientes”, añadió Lanchipa.

Según el fiscal General la Pericia de Seguridad Informática sobre la integridad Electoral de las Elecciones Generales en Bolivia el 2019 “detectó deficiencias e incidentes que no suponían riesgos para la integridad del proceso electoral, ni para los resultados del cómputo oficial y no se advierte manipulación de los votos, debido a que el sistema informático cuenta con la consistencia necesaria y en ningún momento fue alterado” añade la autoridad.

Lo que señaló la OEA en su informe

Esta pericia contradice a lo que señaló la Organización de Estados Americanos (OEA) que en su auditoría, solicitada por el Estado en 2019, concluyó que hubo irregularidades "muy graves" en las elecciones de octubre de aquel año.

En ese informe los expertos revelaron "fallas graves de seguridad en los sistemas tanto TREP (Transmisión de Resultados Electorales Preliminares) como del cómputo final".

"Las manipulaciones al sistema informático son de tal magnitud que deben ser profundamente investigadas por parte del Estado boliviano para llegar al fondo y deslindar las responsabilidades de este caso grave", recomendó en ese informe la OEA.




Comentarios