La Fiscalía y la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) intervinieron el velorio de una mujer cuya muerte no fue reportada a las autoridades por su esposo. El operativo se realizó en la zona de Callapa en La Paz en medio de la resistencia de la familia que se oponía al traslado del cuerpo, que finalmente fue llevado hasta la morgue para que se realice la autopsia de ley.

El Ministerio Público recibió la denuncia de parte de los vecinos que detectaron un comportamiento extraño luego de que la mujer apareciera repentinamente muerta en cercanías de su domicilio.

Según señalan los informes, la mujer asistió a una fiesta el pasado sábado y el domingo apareció muerta. Su esposo dijo que se había caído en estado de ebriedad. Sin embargo, para tramitar el entierro tramitaron un certificado de defunción que señalaba que la causa de la muerte era presión arterial, explicó la fiscal Dubravka Jordán.

“El informe médico forense señala que existen algunas lesiones que se presentan a la altura del cuello, se debe ahora obtener la causa real de la muerte en la autopsia médico legal”, señaló Jordán.

PUEDES LEER: Reo de Chonchocoro encontró la muerte a pocos días de abandonar la cárcel


Hasta la Felcv fue trasladado el esposo de la fallecida para declarar ante la Policía y explicar por qué no notificó a la Policía y la velaba de forma clandestina.

La Policía tuvo que hacer uso de agentes químicos en el operativo para lograr recuperar el cuerpo y llevarlo hasta la morgue judicial. 

TE PUEDE INTERESAR: Aprehenden a trabajador de limpieza denunciado por abuso sexual contra pacientes del Hospital del Norte

Según los informes de la Policía no hay registro de antecedentes de violencia en esta pareja de 34 y 35 años de edad (la mujer) y que tenían en común cinco hijos, uno de ellos aún en etapa de lactancia.




Comentarios