Tras hacerse público el visto bueno del Gobierno al informe de la Fiscalía sobre el examen pericial de las elecciones anuladas en Bolivia y el rechazo de la oposición, el Ministerio Público informó que el caso no está cerrado y que existe un periodo de impugnación.

“El fiscal en ningún momento ha señalado que el caso está cerrado”, aseguró Edwin Quispe, secretario general de la Fiscalía.

También te puede interesar: Fiscalía General concluye que no hubo fraude electoral ni delito en 2019 y pide archivar el caso

El funcionario señaló que el fiscal general Juan Lanchipa, recibió el informe de la comisión de fiscales que está a cargo del caso, “quienes en base a los elementos colectados y la pericia de la fundación de Salamanca, se dio a conocer el requerimiento conclusivo, que implica un sobreseimiento”.

Esta solicitud de sobreseimiento deberá ser evaluada por un juez. Además, se debe notificar a los acusados como a los denunciantes que tienen derecho a impugnar esta resolución.

“Será ante la autoridad competente, quien en el caso de confirmar el sobreseimiento se cerrará el caso y con ello archivaremos obrados”, aseguro Quispe.

El artículo 323 del Código de Procedimiento Penal de Bolivia, señala que se “decretará de manera fundamentada el sobreseimiento, cuando resulte evidente que el hecho no existió, que no constituye delito o que el imputado no participó en él, y cuando estime que los elementos de prueba son insuficientes para fundamentar la acusación”.


Comentarios