La declaración ampliatoria de Omar Fernández Herrada, el único detenido y sentenciado a 30 años por los cuatro feminicidios en el trópico de Cochabamba, permitió la detención de tres nuevos implicados en el caso, desveló la crueldad con la que fueron asesinadas las cuatro jóvenes y la presunta vinculación del narcotráfico en estos hechos de sangre.

El testimonio que dio Fernández desde su encierro en el penal cochabambino, luego de enterarse que supuestamente Dennis Guevara había pagado para que lo maten, cuenta cómo conoció a esta persona y la forma en que el chaco de su familia se convirtió en fosa común para las mujeres asesinadas, luego de ser una ‘caleta’ para esconder droga que presuntamente procesaba Guevara.

Fernández le dijo a los investigadores policiales y a la comisión de fiscales que indagan este caso, que buscó a Guevara al enterarse que él contrataba personas para pisar coca, incluso relata que en principio el supuesto líder de este grupo narco, le había pedido permitirle esconder paquetes de droga en el terreno de sus abuelos, ya que él no los podía seguir teniendo en su casa por el temor permanente de que los agentes de Umopar ingresen y los encuentren.

Sin embargo, de acuerdo con el documento de la declaración de Fernández, él en una oportunidad descubrió que Guevara enterró un cuerpo en una de las fosas que usaban para esconder la droga, situación reclamó pero recibió como respuesta un pedido de calma y un monto de dinero para no hablar de este hecho con nadie.

Los otros detalles de la declaración ampliatoria del único sentenciado por las muertes de Mónica Olmos, Beatriz García, Nayeli Lizarazu y Margarita Maldonado, hacen foco en las fiestas que hacía Guevara en su domicilio y cuenta que allí se hacía tomar a las mujeres que asistían, para luego abusar sexualmente de ellas.

Pero en los detalles que hace mayor énfasis Omar Fernández, es en la muerte de Mónica Olmos, ya que él asegura que participó de la planificación y ejecución del crimen, el mismo que habría sido realizado por el mismo Dennis Guevara, quien utilizando una cuerda asfixió a la muchacha que era su pareja.

Por este crimen Fernández recibió Bs 30.000 por su silencio, misma cantidad que habría pagado el presunto líder de esta organización criminal a otro de sus cómplices, Claudio Loza, uno de los tres detenidos que espera ser cautelado esta tarde en el municipio de Villa Tunari.

Comentarios