El gobernador de Beni, Fanor Amapo, pasó la noche en calidad de aprehendido luego de que la Fiscalía activara una orden en su contra tras determinar que existe riesgo de fuga y una obstaculización en la investigación que se inició en contra por delitos vinculados a hechos de corrupción.

Amapo debía declarar, pero pidió hacerlo en su lengua nativa por lo que, al no encontrar el Ministerio Público un traductor, se suspendió la audiencia para este viernes, informó su abogada Katherine Menacho.

El actual gobernador beniano enfrenta cargos por los delitos de resoluciones contrarias a la ley, enriquecimiento ilícito, resoluciones contrarias y conducta antieconómica; junto a él también se citó a otros funcionarios.

Según el fiscal Marcelo Flores, "lo que han hecho es desviar recursos para pagar servicios y contrataciones que no existen y que mucho menos están respaldadas. Esta denuncia no solo es contra él, sino contra otras personas que han sido cómplices o coautores de este tipo de hechos".

Transición

Fanor Amapo asumió como gobernador en noviembre de 2019, luego de la renuncia de Alex Ferrier, y se preparaba para dejar el cargo que debe asumir, el 3 de mayo, Alejandro Unzueta quien resultó electo en las últimas elecciones subnacionales.

Comentarios