El ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, presentó un informe en el que denuncia un plan para atentar en contra de la vida de Luis Arce y en el que estaría implicado el exministro de Defensa, Fernando López.

La autoridad apuntó en conferencia de prensa que se habría contratado a sicarios y paramilitares que estuvieron en el país en octubre de 2020, tiempo en el que se ejecutaba el proceso electoral en donde terminó electo presidente el entonces candidato del MAS.

"Las llamadas telefónicas y los correos electrónicos filtrados, en donde se discute el despliegue masivo de mercenarios durante las elecciones, revelan que Bolivia pudo haber visto un nuevo derramamiento de sangre en 2020”, dijo el ministro de Gobierno.

También hizo conocer un audio en el que señala una intención de desconocer de forma violenta la victoria de Arce y que, según dijo, quien estaba detrás de esto era López, hoy prófugo por el caso gases lacrimógenos.

La autoridad mencionó incluso un vínculo entre quienes reclutaron a los mercenarios que efectuaron el asesinato de Jovenel Moïse, presidente de Haití, ocurrido en julio de este año, con las personas que buscaban cometer un magnicidio en Bolivia.

"Estas personas hubieran tenido un contrato anual inicial de 125 mil dólares estadounidenses o 10.416 dólares mensuales", señaló Del Castillo que remarcó que existió toda una estrategia armada para evitar el ascenso del presidente Luis Arce, que finalmente no se ejecutó.

Mira la conferencia completa del ministro en el siguiente video:


Comentarios