Según informó la Policía, familiares del ex capitán de la Fuerza Aérea Boliviana, José Andrés Casanova Segovia, acudieron esta jornada a prestar su declaración por las investigaciones de los dos atracos que cometió en el departamento de Cochabamba.

Casanova es acusado de atracar en una entidad financiera y en una empresa automotriz durante este mes de diciembre, en los cuales hizo uso de su arma reglamentaria para amedrentar a los trabajadores y poder llevarse el dinero.

El viceministro de Régimen Interior, Nelson Cox, manifestó que se ha analizado la necesidad de ampliar la investigación a la familia del ex funcionario debido a que se debe aclarar si tenía o no cómplices para cometer estos delitos.

Pese a que las imágenes de las cámaras de seguridad muestran a Casanova ingresar solo a cometer estos hechos delictivos "se debe descartar si la familia tenía o no conocimiento de los delitos para saber si existía una complicidad", señaló la autoridad.


Este pasado viernes, el ex capitán fue interceptado por trabajadores de una empresa automotriz luego de que huyera con 19.617 bolivianos y 2.756 dólares que logró sustraer del lugar tras amenazarlos con un armad de fuego.

Tras la captura del sindicado, los empleados del lugar procedieron a provocarle una brutal golpiza entre puñetes, patas y haciendo uso de palos y piedras. Casanova fue trasladado a un centro médico donde fue intervenido quirúrgicamente, debido a las múltiples fracturas que presentaba, actualmente se encuentra en terapia intensiva.

Nelson Cox lamentó que policías y militares se vean involucrados en hechos delincuenciales comunes, por lo que indicó que se tomarán nuevas medidas para frenar estos casos.

La autoridad anunció que se realizará una valoración a los efectivos militares y policiales para ir analizando sus conductas.

Comentarios