La detención domiciliaria que existía contra el exjefe de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Santa Cruz, Gonzalo Medina, ha sido levantada por la Justicia. El hombre que es investigado por vínculos con el narcotráfico habló con Unitel y responsabilizó al excomandante departamental de la Policía, Sabino Guzmán de haber impedido la detención de Pedro Montenegro. 

Medina señaló que nadie en la institución verde olivo conocía sobre la situación legal de Montenegro en Brasil.

“Quien no hizo conocer el mandamiento de detención preventiva, fue el comandante Sabino Guzmán”, indicó Medina.

El exjefe de la Felcc indicó que esa orden ya tenía una hoja de ruta para que pase a Planificación; sin embargo, agregó que Guzmán tachó esa instrucción con un marcador Radex.

Agregó que de haber seguido el conducto regular la orden debía pasar a Planificación, luego a Planeamiento y Operaciones donde debía haberse emitido un memorándum con el mandamiento  de detención preventiva para todas las unidades.

Montenegro hubiera sido aprehendido hasta el 28 de noviembre, pues el 2014 la Interpol ya había ubicado su domicilio en el Barrio Belén en  Santa Cruz”, señaló.

Luego de que el Instituto De Investigaciones Forenses (IDIF) certificó que Gonzalo Medina tenía problemas de salud, la justicia determinó levantarle la detención domiciliara, que podrá ejecutarse un vez cumpla con los requisitos, entre los que se encuentra una fianza de 160 mil bolivianos. 

Comentarios