El revelador reporte policial sobre el asesinato de dos policías y un voluntario del Gacip en Porongo señala que en la escena del crimen se encontró una importante cantidad de casquillos de bala. Además, uno de los sobrevivientes del ataque contó que los sicarios usaron armas largas.

Aún no se conoce el informe forense practicado a las tres víctimas fatales y por tanto tampoco se sabe cuántos impactos de bala recibieron los cuerpos; sin embargo, el documento señala que los proyectiles incluso impactaron en una patrulla policial.  

También te puede interesar: La Policía busca un Ipsum plomo, pide a la población reportarlo si ven uno sospechoso

“El personal de la escena del crimen hizo el levantamiento de 17 casquillos aproximadamente, como también el vehículo patrullero contaba con un impacto de bala en la puerta derecha y en la llanta derecha”, señala el informe policial de Jhimmy Arispe Chauca, investigador del caso.

El reporte señala que todo comenzó cerca de las 16:00 del martes, cuando se recibió una llamada del subteniente Eduardo Céspedes Camacho, quien pidió apoyo, indicando que dos o tres personas con chalecos verdes y armas largas interceptaron un vehículo policial y tras descender de un motorizado tipo Ipsum, dispararon contra uniformados policiales.

De acuerdo a ese documento fueron cuatro los uniformados en el lugar del crimen, los tres fallecidos y el teniente Céspedes que estaba a bordo de una motocicleta y logró esconderse de los disparos con la patrulla policial y de esa manera escapó para dirigirse al módulo policial de Porongo.

Tras el reporte policial, se dio parte del crimen a las unidades especiales que realizan operativos para capturar a los criminales.

Comentarios