La desaparición por más de cuatro meses del arquitecto cochabambino Ariel Rodríguez, fue esclarecida por los investigadores de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), que llegaron hasta la casa donde lo mantuvieron en cautiverio, lo torturaron, asesinaron, desmembraron su cuerpo y luego lo quemaron para tirar sus cenizas en los alrededores del lugar.

Ariel fue visto por última vez el 23 de octubre de 2020, cuando salió de su casa a una reunión de trabajo a bordo de su camioneta. Desde aquel día nadie volvió a saber sobre su paradero y comenzó una intensa búsqueda que llevó a los policías hasta inmuebles de Cochabamba y La Paz.

En medio de estos operativos fueron detenidas algunas personas, entre ellas la expareja de la hermana del desaparecido, que ahora resultó ser el autor intelectual del crimen del arquitecto.

Al parecer este hombre, que está preso en el penal de El Abra desde finales de 2020 y que tiene antecedentes delincuenciales, actuó de forma violenta en contra de Ariel debido a que este se oponía a la relación sentimental con su hermana. Aparentemente la rabia por la actitud del arquitecto, derivó en permanentes roces entre ellos, que se cerraron con este hecho de sangre.

La detención de un varón y una mujer, permitieron que el viernes los investigadores lleguen hasta una casa en la zona de Sacaba, donde se encontraron restos óseos presumiblemente del arquitecto Ariel Rodríguez, además de algunas prendas de vestir que la víctima de este hecho de sangre usaba cuando fue raptado, torturado y asesinado.

Uno de los detenidos contó los detalles de lo que hicieron tras el secuestro de Ariel el 23 de octubre de 2020 y confirmó la violenta forma en que le quitaron la vida, además de explicar que los restos de esta persona fueron quemados para no dejar pistas a los agentes, ya que las cenizas del arquitecto fueron esparcidas en los alrededores de la vivienda donde le quitaron la vida.

Los investigadores indican que este crimen ya ha sido resuelto, aunque no descartan la participación de más personas en el asesinato, situación que se establecerá durante el desarrollo de las pesquisas que no cesaron desde la desaparición del arquitecto en octubre de 2020.

Comentarios