En medio de lamento y honores policiales, dan el último adiós a los dos policías y el voluntario del Gacip que murieron abatidos este martes en Porongo.

"Han demostrado que ofrendado su vida, están dispuestos a defender a la sociedad”, indicó el comandante departamental de la Policía de Santa Cruz, Erick Holguín, ante las familias dolientes.

Reiteró “es importante reconocer esa ofrenda de la propia vida por el bien de todos”.

Los restos de los dos policías descansarán en el cementerio de La Cuchilla mientras que el voluntario del Gacip será enterrado en un cementerio privado, ubicado por la carretera a Cotoca.

En el velorio también se presentó la banda de la Policía en el complejo policial de la avenida Paraguá.

En primera instancia sólo se velaba en ese lugar al sargento primero Alfonso Chávez Flores y el sargento Eustaquio Olano mientras que el voluntario del Gacip, José David Candia era velado en su casa.




Comentarios