La noche de este miércoles, finalizado el clásico cruceño en el estadio Tahuichi Aguilera, hinchas procedieron a realizar destrozos a vehículos de transporte público y privado que circulaban por la zona del segundo anillo y la avenida Santos Dumont.

Este grupo de personas lanzaron piedras y palos a personas que se encontraban utilizando poleras o algún distintivo del equipo contrario. Varios motorizados terminaron con daños materiales de consideración.

La Policía tuvo que intervenir en la zona utilizando gas lacrimógeno para dispersar a los hinchas y evitar que continúen causando destrozos y temor a las personas que circulaban por el lugar.


El conductor de un vehículo que circulaba por la zona  denunció que estas personas realizaron destrozos a su motorizado sin ningún motivo, pidió que se le repongan los daños ya que su motorizado es su instrumento de trabajo y es utilizado para generar dinero para mantener una familia.

Asimismo, el conductor de un micro de la línea 68 que pasaba por el mismo lugar terminó con daños en las ventanas y el parabrisas, pidió más control de parte de la Policía para este tipo de eventos donde hinchas de diferentes equipos aprovechan para realizar actos de vandalismo.


Comentarios