Ramiro Ramos Roca, quien fue descuartizado y enterrado en su propia casa por su suegro, era un hombre que se ganaba la vida trabajando como carretillero en el mercado antiguo Los Pozos (Santa Cruz).

La víctima además de trabajar en el mercado Abasto, también se ganaba un dinero extra los domingos jugando fútbol para diferentes equipos en los barrios de Santa Cruz, contaron sus familiares. 

Ramiro fue asesinado por su suegro, quien ya fue aprehendido y confesó el crimen. Este hecho de sangre ocurrió en el barrio Bicentenario en la Pampa de la Isla (Santa Cruz).

TAMBIÉN LEA: Hombre descuartizado y enterrado en su propia casa fue asesinado por su suegro

Su familia lo reportó como desaparecido desde el 1ro de diciembre y pedían por redes sociales ayuda para encontrarlo.

Luego de 10 días, se movilizaron hasta la casa de la víctima por un fuerte olor que desprendía una de las habitaciones, decidieron excavar y encontraron el cuerpo de Ramiro desmembrado.

Según el cuadernillo de investigaciones, el suegro usó un combo y cincel para cometer el delito. Procedió a desmembrarlo y enterrarlo. Se investiga si otros familiares fueron cómplices del crimen.

Comentarios