Tras haberse reportado el 22 de enero de este año la muerte de José Noel Quemaya como ahogado en un río de San Julián, la familia exigió que se le practique una necropsia, que reveló que el hombre tenía golpes en la cabeza. Sospechan que su expareja está implicada en su muerte por motivos económicos y pasionales.

La familia de José Noel contó que la última vez que vieron con vida, él informó que se iba de pesca y horas más tarde se reportó su muerte en un río del municipio de San Julián.  

Un informe en este municipio señaló que José Noel había sido rescatado sin vida de un río, y que había muerto por ahogamiento; sin embargo, la familia no quedó muy convencida con esta versión y exigió una necropsia, que finalmente reveló que el hombre había muerto por golpes en la cabeza.

También te puede interesar: La Policía sospecha que novio está implicado en el feminicidio de Marlene

“Teníamos la sospecha porque había plata de por medio, ella le debía dinero”, señaló el hermano de la víctima, Luis Ariel Quemaya haciendo alusión a Angela I., quien enamoraba con el hombre que supuestamente murió ahogado.  

Ariel contó que con ayuda de colegas de José Noel lograron obtener documentos en los que se establece que Angela I. tenía una deuda de Bs 35.000 con el fallecido, la mamá de la mujer había pedido prestados Bs 130.000 y el tío otros Bs 11.500.

Por otra parte, una prueba de paternidad reveló que el menor al que José Noel había reconocido como su hijo, no tiene un parentesco biológico.

La familia de José Noel asegura que Angela I. entró en contradicciones con mensajes que había sostenido con su familia y, señala que su versión tampoco coincide con lo que señalan los amigos de José Noel.


Por todo lo anterior, para la familia de José Noel, la principal sospechosa del crimen es Angela I. Sostiene que tomando en cuenta la deuda que había y tras haberse descubierto que el niño no es hijo natural del fallecido, creen que han sido motivos económicos y pasionales los que motivaron su asesinato.

La familia de José Noel señala que pese a las investigaciones de peritos y declaraciones, todavía no se esclarece el hecho. Indican que el fiscal a cargo del caso está retrasando el tema.

“Queremos justicia y que se termine todo esto. Estamos peregrinando por mucho tiempo”, sostuvo Luis Ariel Quemaya.

Comentarios