Las imágenes reveladas por la Policía, que fueron captadas por una cámara de seguridad del condominio donde vivía la expareja de Wilma Fernández, Jashiro Oliver Hayakawa, ayudaron a evidenciar que el acusado se encontraba con la víctima el último día que se la vio con vida.

El video muestra el momento en el que ambos llegan a este domicilio ubicado en la zona Sur de la ciudad a bordo de un vehículo de color guindo, donde algunas horas después, se observa a Jashiro caminar hacia el motorizado cargando una bolsa grande de yute color azul para después salir nuevamente.


La investigación dio nuevos detalles del hecho, donde se presume que el hombre asfixió a Wilma dentro de su vehículo y no así en su departamento, esto debido a que no se logra captar a la víctima saliendo del motorizado, pero sí a Jashiro.

Desde la Fiscalía esperan continuar verificando las imágenes de las cámaras de seguridad para conocer cuál fue el trayecto que tomó el "autor confeso" para asesinar a Wilma y posteriormente arrojar su cuerpo a un barranco del sector Chuspipata, vía antigua a Coroico.

Algunos de los móviles que se manejan en las investigaciones serían los motivos pasionales, sentimentales y económicos, para que Hayakawa haya decidido quitarle la vida a su expareja de 39 años.

Las investigaciones continúan, mientras que el principal acusado del hecho fue enviado a la cárcel de San Pedro con detención preventiva por seis meses acusado de trata y tráfico, sin embargo, esta jornada será cautelado por el delito de feminicidio.

Comentarios