El Ministerio Público imputó este jueves formalmente a los dos oficiales de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) que iban a bordo del avión caza K8 que provocó un grave accidente en Sacaba ayer miércoles.

La audiencia de los imputados será la mañana de este viernes en el Juzgado de Sacaba. Son procesados por la presunta comisión del delito de homicidio culposo, debido a que por el siniestro falleció una joven, y hay cuatro heridos, además de daños materiales en propiedades privadas.

Previamente, investigadores de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) y un fiscal ingresaron a tomar declaraciones a los pilotos al hospital de Cossmil, ayer miércoles se les había impedido el acceso.

De acuerdo con fuentes del Ministerio Público, los pilotos, un teniente coronel y un teniente, se abstuvieron de declarar. También ingresó un forense del Ministerio Público para realizar la valoración de las dos personas y verificó que no tienen lesiones de gravedad, además de que están estables.

El Ministerio de Defensa y las Fuerzas Armadas aún no se ha pronunciado sobre la imputación. Ayer habían anunciado que al tratarse de un avión de combate el caso debía ser investigado de forma interna y bajo jurisdicción militar.

Comentarios