La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, el Sedes, el Viceministerio de Defensa del Consumidor, además de la Agemed, estuvieron presentes en un operativo realizado en ciudad de El Alto tras recibir denuncias sobre el agio y la especulación en productos farmacéuticos.

Se encontró un depósito donde se guardaban 1.500 cajas de diferentes medicamentos, donde incluso algunos parecían falsificados, por lo que fueron llevados hasta un laboratorio para poder hacer la prueba respectiva.

Cuatro personas fueron aprehendidas en este operativo. En el mismo, una de las cuatro personas detonó explosivos para avisar a los demás comerciantes para que puedan cerrar sus negocios ubicados en la zona de la avenida Tiahuanacu.

Dentro de las denuncias se hizo conocer que los precios de algunos medicamentos que son buscados para el tratamiento contra el coronavirus los venden en precios elevados y que son ocultados para incrementar el costo.

Las autoridades comentaron que los depósitos no contaban con el espacio, la ventilación, ni un lugar adecuado, pues las cajas estaban unas encima de otras.

Comentarios