La oportuna intervención de los Bomberos en un galpón que se encuentra en la zona del mercado antiguo Abasto en la ciudad de Santa Cruz permitió que se evite una tragedia de mayores proporciones, ya que a lado del lugar afectado funciona un surtidor de combustible, informaron fuentes policiales.

Pasadas las 21:00 horas comenzó el fuego, que según los comerciantes fue iniciado por un cortocircuito en uno de los puestos en el lugar. La desesperación se hizo presa de los afectados que intentaban recuperar algunas de las pertenencias, sin embargo la Policía impidió que ingresaran despejando el lugar para que los bomberos operen.

La prioridad de los efectivos era desde un inicio controlar que el fuego no avance hasta la estación de servicio colindante con este sector.

Teníamos el temor de que esto pudiera avanzar hacia la gasolinera que se encuentra colindante, pero se ha logrado controlar, se va a proceder con el enfriamiento”, informó cerca de la medianoche del viernes el coronel Orlando Ponce, comandante departamental de la Policía de Santa Cruz.

Unos 20 mil litros de agua se usaron y operaron siete vehículos, entre carros bomberos y cisternas, para apoyar el trabajo de sofocación del fuego.

Una vez que el fuego fue controlado, tras dos horas de trabajo, se continuó trabajando durante la madrugada en el enfriamiento del lugar para evitar que el fuego se reactive.

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Roberto Ríos, informó que se sumarán a la investigación del Ministerio Público para determinar las causas que provocaron el incendio y prevenir incidentes similares en el futuro.

“No se han lamentado pérdidas mayores, tomando en cuenta que aquí al lado hay un surtidor”, señaló Ríos. 



Comentarios