El director departamental del INRA, Adalberto Rojas, se refirió a los enfrentamientos y denuncias de avasallamiento que se dieron el fin de semana en el Núcleo 53, del municipio de San Julián, y que terminó con una persona herida de bala y otros lesionados con cortes producto de machete.

El mayor afectado fue Juan Montaño quien ahora está en terapia intensiva producto de un disparo hecho con escopeta y que, aseguran sus familiares, vino de parte del grupo de supuestos avasalladores que ingresaron al predio en donde la víctima tiene sembradíos de soya.

El director del INRA confirmó que Montaño tiene varias parcelas de las que "algunas están saneadas" y otras "están en proceso de saneamiento" y que ahora están siendo tratadas en la Unidad de Fiscalización Agraria, en donde se verifica el control de calidad y su función económica social: "Está en la última fase de su titulación", dijo.

A la consulta de si el asentamiento de este grupo de personas al predio era ilegal, Rojas respondió que "claro" y que "cualquier ingreso, si es a tierra fiscal, tiene que tener autorización del INRA, del Estado, tienen que ingresar con una resolución de asentamiento".

Puedes leer: Familia de herido pide al INRA "garantías jurídicas" ante el riesgo de la toma de su predio

Explicó que en el caso de los núcleos existe una particularidad, pues los integrantes de dichas comunidades han saneado sus terrenos pero que en la zona "se tienen fajas que son tierra fiscal que en su momento tenían una utilidad de división de predio a predio", pero que con el tiempo han habido ingreso de personas que no tienen tierra.

"Se supone que en San Julián no teníamos (problemas), han quedado estos bolsones de tierra y fue sorpresivo que hayan denuncias de avasallamiento y un enfrentamiento en una zona en donde hay organizaciones consolidadas. Nos extraña que hubiera habido estos avasallamientos", aseguró Rojas en entrevista con La Revista de Unitel.

En terapia intensiva

Luciana Olivier, esposa de Juan Montaño, señaló que todo ocurrió cuando un numeroso grupo de personas se internó en predios que asegura que están registrados a nombre de su pareja quien junto a unos 15 de sus trabajadores intentó defender el terreno, pero fueron golpeados por quienes llegaron armados con palos, piedras y machetes para lograr el cometido de quedarse en el terreno.

"Está en terapia intensiva. Tiene daños múltiples en el lado izquierdo de su cuello y en el tórax por un impacto por escopeta", dijo la mujer que pide a la Policía, el Ministerio de Gobierno, y el INRA se brinde las "garantías jurídicas" para evitar que estas personas se queden en sus tierras y además se proceda legalmente en su contra por los daños y las lesiones causadas a las víctimas.

Comentarios