La audiencia de medidas cautelares contra el dirigente universitario Max Mendoza se instaló la tarde de este domingo ante el juez segundo de Instrucción en lo Penal en la ciudad de La Paz, por los presuntos delitos de usurpación de funciones y conducta antieconómica.

Desde las celdas de la Fuerza de Lucha Contra el Crimen (Felcc), el dirigente sigue la audiencia que se lleva de manera virtual.

La comisión de fiscales pidió seis meses de detención preventiva en la cárcel de San Pedro mientras se realizan las investigaciones del caso. La situación jurídica de Mendoza se definirá en la audiencia.

Puede leer:  Quién es Max Mendoza, el universitario de 52 años que lleva más de dos décadas como dirigente

Mendoza de 52 años de edad, permaneció en la universidad más de 30 años sin concluir ninguna carrera y fue dirigente estudiantil por más de 20 años. Es acusado de beneficiarse de manera irregular con pago de sueldo, beneficios sociales y por el nombramiento irregular como secretario nacional del CEUB.

En su declaración informativa, Mendoza indicó que el cargo y el sueldo “que ha ocupado ha sido en base a las resoluciones que ha emitido la CEUB”, señaló la fiscal Leticia Muñoz a Unitel.

Este sábado, Mendoza fue aprehendido en el departamento de Cochabamba y trasladado hasta la ciudad de La Paz donde radica la causa en su contra.

El fiscal William Alave indicó que la Fiscalía admitió seis denuncias contra el cuestionado dirigente, pero las querellas son por el mismo hecho por lo que se definió aglutinarlas en una sola causa. No se descarta que en transcurso de la investigación se amplíen los delitos contra Mendoza o que se aprehendan a más personas.

Comentarios