Los hechos de inseguridad tienen alarmados a varios vecinos que habitan en la comunidad Guabirá, en el municipio de Montero. El pasado lunes una adolescente fue reportada como desaparecida y un día después fue encontrada dopada, y el sábado una mujer resultó herida tras ser apuñalada por antisociales que intentaron arrebatarle a su hija.

Los gritos desesperados de auxilio de una niña de 12 años alertaron a los vecinos quienes salieron de su hogar la noche de este sábado, donde una madre y su hija fueron víctima de un intento de rapto.


Ella intentó ingresar donde yo vivo, lastimosamente la tenía la puerta cerrada, hemos salido y la señora estaba toda desangrándose y habían huido los muchachos de la moto (los antisociales)”, contó una vecina a UNITEL.

Aseguran que la inseguridad en la zona es constante, esto debido a que no existe luminaria en muchas calles de la comunidad y la Policía no ronda los barrios.


Recordaron que hace unos días atrás, una adolescente fue encontrada inconsciente y con signos de violencia en un lote baldío, hecho que días después, un examen revelo que fue abusada y dopada.

Los vecinos afirman que ambas adolescentes, pertenecen a la misma unidad educativa de la comunidad, por lo que temen que esto se convierta en una ola de inseguridad o intentos de rapto.

Ya tenemos miedo mandar a nuestras niñas al colegio o que salgan de la casa, es mi nieta, han podido matarla o llevársela a la niña”, indicó la abuela de la menor que sufrió un intento de rapto.

Este último hecho, dejó a una madre herida a la altura de la espalda, debido a que con el afán de impedir que se arrebaten a su hija, se enfrentó con el antisocial quien terminó hiriéndola para después huir con su cómplice en una moto.

Comentarios