Un drama es el que vive una adolescente de 15 años en Yapacaní. La Policía aprehendió a dos personas, uno de ellos es su padrastro, a quienes se investigada pues la menor estaba embarazada; sin embargo, su estado de gestación fue interrumpido. 

El hecho, investigado por la Policía como una violación agravada, ocurrió en febrero, pero recién fue denunciado el 9 de abril, cuando una tía de la menor tomó conocimiento del estado de la adolescente.

“Una tía presentó una denuncia contra el padrastro de la menor, indicando que está en estado de gestación”, manifestó Carlos Ramiro Oporto, director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) de Yapacaní.

El uniformado explicó que se realizó dos entrevistas psicológicas a la menor. En la primera se estableció que el padrastro había cometido abuso sexual contra la adolescente, quien confesó que fue víctima de toques impúdicos.

También te puede interesar: Buscan más victimas del profesor acusado de abuso sexual a niñas de un colegio de El Alto

En la segunda entrevista, la menor mencionó a otra persona, con quien sostenía contacto a través de video llamadas y mensajes a través de WhatsApp.

“En esta entrevista la menor refiere que fue abusada por esta persona particular que se dedica a ser comerciante”, manifestó Oporto.

Ambas personas fueron aprehendidas por la Policía.

Luego de brindar asistencia a la menor, se pudo conocer que estuvo con nueve semanas de gestación, motivo por el que mediante la Defensoría de la Niñez se realizó la interrupción del embarazo y se realizan estudios para establecer quién fue la persona que violó a la menor.

Se está esperando el resultado de que el embrión sería fruto de la violación del padrastro o del comerciante”, agregó Oporto.

Comentarios