El Inspector General de la Policía, Gral. Álvaro Álvarez, informó que mediante la intervención a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) se pretende “generar políticas de restructuración” tras las denuncias realizadas a exjefes policiales por un supuesto encubrimiento al narcotráfico. 

“Estamos realizando el relevamiento de información documental para establecer grados de responsabilidades y algunos factores que nos den como indicio poder generar políticas de restructuración de esta área organizacional”, sostuvo Álvarez.

Respecto a la utilización del polígrafo (detector de mentiras), el general Álvarez asegura que se pretende someter a cerca de 20 policías por día y tratar de identificar a efectivos que estén involucrados en irregularidades dentro de la fuerza antidrogas. 

TAMBIEN PUEDE LEER: La Fiscalía dice que no halla elementos para investigar por narcotráfico a Maximiliano Dávila

 “Hasta ayer (martes) 45 policías fueron sometidos al polígrafo y esperamos que todos se sometan a esta acción; por día pretendemos que 20 efectivos sean llevados a este detector de mentiras”, dijo Álvarez. 

Además, el jefe policial evitó referirse a los servidores policiales que fueron separados tras haber pasado por el polígrafo, así como lo dijo el Ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo.

 “No me compete responder esta pregunta, es una competencia de la autoridad de la fuerza contra el narcotráfico”, dio el inspector general.

El ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, ordenó que todos los efectivos policiales de la Felcn sean sometidos al polígrafo para identificar algunas acciones irregulares por parte de los efectivos de alto y bajo rango.


 


Comentarios