La Intendencia Municipal junto con la Policía realizó un operativo en tres discotecas en Quillacollo, donde se registraron fiestas clandestinas. 

Las personas, que no tenían barbijos y no respetaban el distanciamiento físico, trataron de escapar cuando vieron a la Policia, algunos trataron de esconderse en los techos, mientras que otros corrían para no ser detenidos. 

Los encargados de los locales fueron detenidos, y se procedió al decomiso de bebidas alcohólicas y los equipos de música. Además se clausuraron los lugares.

Comentarios