Aldo Calderón fue reportado como desaparecido por su familia el pasado 8 de julio. Su cuerpo fue hallado un día después con evidentes signos de violencia por lo que la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) maneja la hipótesis de un ajuste de cuentas en este caso.

La víctima era el mayor de tres hermanos y vivía junto a su padre en la zona del Canal Guapilo, en la capital cruceña. Era instructor de un gimnasio y, según sus familiares, tenía una deuda de 7.000 dólares que se prestó para comprar esteroides que luego fueron decomisados por ser ilegales.  

Aldo quedó con la deuda y el interés sin poder vender los productos ya que se los habían quitado.

Edson Clarue, director de la Felcc, informó que el fallecido presentaba heridas en el rostro y cráneo, además de dos orificios en el cuerpo provocados por arma de fuego, extremos que se confirmaron tras la realización de una autopsia.

Puedes leer: Hombre acusado de violar a su sobrina cuando era niña fue detenido después de 9 años

Uno de sus hermanos confirmó que Aldo comercializaba esteroides anabólicos y que los ingresaba como contrabando por lo que, en un control la Aduana se realizó un decomiso quedando así la deuda. El hombre fue enterrado el domingo en medio del pesar de sus familiares.


Comentarios