La Policía y la Fiscalía se declararon contrariadas por la decisión de un juez que decidió otorgar la libertad a ocho personas sospechosas de haber participado en el secuestro de una mujer boliviana en la frontera con Brasil. Al momento de ser aprehendidos estaban en poder de escopetas, pistolas y varias decenas de municiones.

“No entendemos el motivo, pero da libertad pura y simple a estas personas que participan, están como autores, cómplices, encubridores y son encontrados de manera flagrante con munición con diferente calibre”, manifestó Ángel Morales, director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Santa Cruz.

La autoridad explicó que las personas fueron aprehendidas durante uno de los operativos que llevó adelante la Policía en la comunidad de Las Petas para encontrar a la mujer, que  de acuerdo a una denuncia, se encuentra secuestrada.

Según la información de la Policía, la secuestrada ha sido trasladada a Brasil, donde supuestamente se encuentra con Paulo Cesar Guerrero da Silva, el principal acusado por el rapto de la boliviana.

La Fiscalía también expresó su descontento con la situación e informaron que apelaron la decisión del juez.

“Hemos apelado, pero estamos molestos, no compartimos la resolución”, manifestó Roger Mariaca, fiscal departamental de Santa Cruz.  

Mariaca explicó que el juez otorgó en dos oportunidades la libertad a los ocho detenidos, en principio en una audiencia de acción de libertad. 




Comentarios