"Obviamente que hablé con la presidenta y hablé con el propio (Arturo) Murillo diciéndoles que ese nombramiento iba a traer complicaciones", dijo Karen Longaric, quien fue ministra de Relaciones Exteriores durante el Gobierno de transición, responsabilizando a la exmandataria Jeanine Añez de haber instruido la designación de un familiar del exministro Arturo Murillo en el servicio consular.

Jacqueline Mercedes Murillo Prijic, hermana del entonces ministro, estuvo como cónsul de Bolivia en Miami (EEUU), un cargo que le fue encargado por instrucción directa de la exmandataria pese a que había cuestionantes, admitió Longaric.

En declaraciones a medios estatales, la excanciller señaló que "fue una instrucción muy categórica" y que "todos los nombramientos venían desde la Presidencia" por lo que no había que darle curso.

"Hubieron muchos nombramientos a los que me opuse, pero finalmente hay instrucciones de la Presidenta y, en ese sentido, se acató obviamente la instrucción", apuntó.

Citada a declarar

Karen Longaric fue citada para este martes a las 16:00 por la Fiscalía para prestar su declaración, en calidad de testigo, dentro del caso gases lacrimógenos que investiga la compra con sobreprecio de la que habrían formado parte el exministro Arturo Murillo y Fernando López, exresponsable del Ministerio de Defensa.


Comentarios