La niña que murió tras varios días de agonía en un hospital de Santa Cruz a causa de una agresión de la que se acusa a su madre está siendo velada en la vivienda donde sucedieron los hechos. Los vecinos piden ayuda pues no existe un lugar donde darle sepultura.

Tras la detención de la madre,  los vecinos  decidieron aportar dinero para poder comprar el pequeño cajón donde ahora se encuentra.

También te puede interesar: Una adolescente de 16 años es investigada por la muerte de su hija de año y medio

El velorio se realiza en la casa de la pareja de la madre adolescente, en el barrio El Progreso, en inmediaciones del octavo anillo. Con la madre en celdas de la Policía solo son los vecinos que oran por la menor. 

Quienes deseen brindar colaboración para la sepultura de la menor pueden contactarse al 692-25172.

INVESTIGADA POR INFANTICIDIO

La menor había sido llevada por su madre al centro de salud para que la atendieran, pero levantó sospechas por las graves lesiones que tenía en el cuerpo.

Tras la denuncia hecha por personal de salud, el caso fue atendido por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) que trasladó a la madre de la víctima a celdas policiales en Los Tusequis, en calidad de aprehendida.

“En algún momento ella ha hecho una aceptación de que sí habría incurrido en maltratos y golpes. El delito que se le está atribuyendo es el de infanticidio porque ya hay un fallecimiento de la menor”, señaló Ana Paola Montenegro, representante del Ministerio de Justicia.

Gustavo Céspedes, abogado de la víctima, asegura que su cliente es inocente y que ella ha asegurado que todo se trató de un accidente.

“Ella niega este hecho y entre llantos asegura que fue un descuido y que la niña se habría caído”, aseguró.

Comentarios