La familia de José David Candia, el voluntario del Gacip que fue asesinado en Porongo, pide ayuda económica para costear los gastos funerarios.

“Él no tenía un sueldo fijo, él tenía que ver la forma de cómo irse a esos patrullajes”, indicó la hermana de la víctima, Carla Languidey.

Hace cuatro años que Candia prestaba voluntariado en el Grupo de Apoyo Civil a la Policía Boliviana (Gacip) durante los fines de semana.

La familia señaló que Candia se encontraba durante el feriado en compañía de su hija de un año de edad cuando recibió una llamada para apoyar en un patrullaje.

Puede leer: ¿Quiénes eran los sargentos y el voluntario del Gacip que fueron ejecutados en Porongo?

Candia recibió seis tiros, dos de ellos fueron en la cabeza. La Policía indicó que de los seis impactos, cuatros fueron disparos de remate mientras que el voluntario se encontraba arrodillado y con las manos en el piso.

El martes, dos policías y Candia fueron abatidos en Porongo. El principal acusado del hecho Misael Nallar, el yerno de un “pez gordo” del narcotráfico, ya fue aprehendido.

Comentarios