Julio César Cossío, director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen en Santa Cruz, señaló que no hay una certificación que corrobore que Ernesto Cortés, piloto de la avioneta en la que viajaba Juan José Dorado, esté muerto por lo que se debe continuar la investigación para esclarecer los hechos.

Hasta la fecha la familia del piloto o alguno de sus allegados no se ha presentado para denunciar la desaparición de esta persona.

“Referente al piloto, no existe una certificación donde manifieste que él estaría vivo, documentalmente hablando. Se está realizando tareas de investigación criminal para determinar tal situación”, señaló Dorado.

PUEDES LEER: Caso Dorado: “Todo indica que ese cuerpo fue traído de otro lugar”, dice la Policía de Paraguay

Además, se ha emitido requerimientos para determinar a quién le pertenece la avioneta y el propietario será citado para declarar sobre el paradero de la avioneta y el itinerario que cumplió el día de la desaparición. 


TE PUEDE INTERESAR: Lea la declaración completa del padre de Juan José Dorado ante la Fiscalía

El joven Dorado fue visto por última vez el pasado 7 de julio y en los últimos días se encontró un cuerpo en avanzado estado de descomposición en la zona de El Chaco en Paraguay. Autoridades bolivianas confirmaron que se trata del desaparecido, pero aún se esperan resultados de estudios de ADN.

Hugo Grance, jefe de la división de Homicidios de la Policía de Paraguay, informó que los resultados de las pesquisas indican que el cuerpo fue llevado sin vida desde otro lugar hasta el camino vecinal donde fue hallado.

“Tenemos todos los elementos que nos harían presumir que ese cuerpo fue traído de otro lugar y depositado al costado del camino vecinal donde fue hallado”, señaló Grance en declaraciones a medios en Paraguay.



Comentarios