El alcalde de La Paz, Iván Arias, está arraigado, así lo dispuso la justicia este viernes; sin embargo, la situación no dejó conforme a la Fiscalía que anunció que apelará la decisión pues su objetivo es que guarde detención domiciliaria. La autoridad municipal señalo que la justicia está ciega.

No puedo moverme, no puedo hacer lobby por las vacunas, debo presentarme cada 15 días a la Fiscalía, tengo que pagar Bs 30.000 de fianza, todo para entorpecer la labor en plena lucha contra la pandemia”, protestó el alcalde paceño.

La molestia de Arias con su arraigo era evidente. Considera que "la justicia está ciega y que obedece a intereses oscuros". “Tengo un arraigo natural, social. El voto popular me ha arraigado, no me voy a escapar”, señaló.

La decisión de la justicia tampoco dejó conforme al fiscal Johan Muñoz Mejía, quien señaló que se apelará el arraigo del alcalde paceño.

“El Ministerio Público ha solicitado una detención domiciliaria, no se ha dado curso, razón por la que se a apelado esta resolución”, señaló.

Sobre la posibilidad de que Arias viaje al exterior para gestionar la llegada de vacunas al país, Muñoz considera que solo se debe autorizar en caso que su presencia sea esencial.

“Hay asesores, contadores, otra persona administrativa puede cumplir esa finalidad. Estamos hablando de una compra, no de un convenio”, señaló el fiscal.

Iván Arias es investigado porque cuando ocupó el cargo de Ministro de Obras Públicas, supuestamente designó de manera ilegal a un funcionario para esta institución.


Comentarios