Mario Gutiérrez Banegas fue muerto a golpes por una turba de personas que lo acusaba de haber cometido un robo en un domicilio del barrio Satélite Norte, en el municipio cruceño de Warnes. El hombre tenía 59 años y no hay antecedentes penales en su contra.

Por este hecho ocurrido la mañana de este miércoles, la Policía arrestó a cuatro personas, tres hombres y una mujer que son acusados de estar implicados en este hecho de violencia.

La esposa de la víctima contó que hace un mes se fueron a vivir a Satélite y que antes habitaban en un cuarto en la zona de la avenida virgen de Luján. No conocían a nadie y asegura que su pareja tenía lagunas mentales que lo hacían desorientarse y a veces no se daba cuenta de donde estaba.

Para leer: Mario tenía lagunas mentales y se desorientaba: lo mataron a golpes al confundirlo con un ladrón en Satélite Norte

Hizo énfasis en que lo confundieron, que él no era un ladrón y que clamó a los vecinos que lo golpeaban que dejen de hacerlo pero su llanto no tuvo efecto y Mario fue golpeado hasta la muerte.

La mujer contó que las últimas palabras que le dijo que tenía sed y que ella, en su desesperación, se fue hasta una vivienda para conseguir el líquido y llevarlo pero cuando retornó el hombre ya había fallecido. "Me pidió agua y cuando volví ya estaba muerto", dijo entre lágrimas.



Su cuerpo fue llevado hasta la morgue de La Pampa de la Isla en donde se le realizó la autopsia de ley. Mario era el sustento de su familia y se dedicaba a trabajos ocasionales de pintura o cuidado de autos en las calles. Bajo su cargo tenía a uno de sus hijos, de 17 años, quien queda en la orfandad.

Comentarios